Agosto 04, 2020

Raro Rare es la nueva apuesta gastronómica de Carlos Moreno Fontaneda, empresario madrileño y miembro de la conocida familia galletera. Tras el éxito de sus locales anteriores: Bar Galleta y El Perro y La Galleta, el empresario acaba de inaugurar su tercer restaurante en Madrid, en el número 5 de la calle Barceló. Un enclave perfecto para un restaurante que es de todo menos común o habitual. Y es que su nombre “Raro Rare” dice mucho de lo que en su interior se podrán encontrar curiosos y clientes: por un lado los objetos “raros” que se exhiben en sus paredes y, por otro, los platos rares (poco hechos, vuelta y vuelta), en alusión a su cocina, en la que abundan platos crudos y semicrudos, además de otros que destacan por una combinación de ingredientes totalmente inesperada.   

RARO RARE, el nuevo restaurante para los extravagantes y extraordinarios de Madrid

Un gabinete de curiosidades con un diseño espectacular

Raro Rare, situado en un edificio clásico del siglo XIX frente al Museo de Historia de Madrid y al parque de Tribunal, simula un gabinete de curiosidades donde colecciones de lo más variopinto decoran las paredes y las estanterías. Objetos “raros” de otra época y creaciones asombrosas: bastones, polvoreras, frascos de farmacia, corales, mariposas, langostas… componen todo un universo onírico. Y como protagonista, una pintura de la diosa Era, que preside el salón con su mirada y sus animales fantásticos. 

raro

En este restaurante, al igual que en sus “hermanos mayores”, se ha cuidado mucho la iluminación. Durante el día, los clientes pueden disfrutar de la luz que entra a través de sus grandes ventanales, que rodean de esquina a esquina todo el salón, desde donde se puede observar el antiguo Real Hospicio de San Fernando diseñado por Pedro de Ribera y el nuevo parque de Tribunal. Por la noche, el restaurante se tiñe de una luz de un tono dorado que crea la atmósfera perfecta para una cena romántica o una celebración íntima con amigos.

Sus suelos de madera recuperada en espiga, sus mesas de mármol y latón dorado, sus sillas de madera natural, así como sus vigas de hierro y madera, hacen de Raro Rare un lugar mágico para los amantes de la decoración y la buena cocina.

Una carta original y diferente 

Platos raros: Aquellos que no resultan habituales para la mayoría, como los falsos callos vegetarianos, que en realidad son setas, los tacos pibil hechos con carrillera, así como otros incluso más raros, como las ancas de rana con mayo de cilantro y mojo amarillo.

Platos rares: Los crudos y semicrudos, como los mejillones sweet chilli con cebolla sobre lima, el tartar de lubina con maracuyá, el tiradito de corvina con huevas y ponzu o el steak tartar de solomillo acabado en mesa.

Dirección: Barceló, 5 - 28004 (Madrid)

Teléfono: 682 05 03 04

Texto y fotos Ríos y Toth

Sumario

descarga148