Marzo 29, 2020

Málaga es cultura, buen tiempo, diversión… y, por supuesto, la Costa del Sol. El Gran Hotel Miramar se ubica en el centro de Málaga, en la zona de la Caleta, entre el paseo de Reding y unas maravillosas vistas del mar que harán de su estancia en la ciudad una experiencia única.

BAJO EL SOL DEL MEDITERRÁNEO

Visitar Málaga es conocer la tierra de Pablo Picasso. La ciudad cuenta con un museo con importantes obras del pintor español más internacional. Paseando por la zona, podrá encontrar cines, teatros y monumentos históricos como la Alcazaba, el Teatro Romano, el Castillo de Gibralfaro o una impresionante catedral. En Málaga se pueden visitar hasta 35 fantásticos museos. Entre ellos, los más importantes son: Picasso, Carmen Thyssen, Centre Pompidou o el Museo Ruso de la ciudad con su colección de San Petersburgo. El litoral malagueño es también diversión. El visitante no puede irse sin descubrir la amplia oferta de bares de tapas y restaurantes que los profesionales del Gran Hotel Miramar pueden recomendarle. Y si quiere algo de tranquilidad, las playas de la Costa del Sol son una alternativa inigualable.

UN MAGNÍFICO EDIFICIO HISTÓRICO

En este hotel se esconde un edificio cargado de historia, ya que fue Alfonso XIII quien lo inauguró en 1926 con el nombre de “Hotel Príncipe de Asturias”. Se trata de un edificio de estilo modernista, con la fachada principal orientada hacia la bahía de Málaga y el mar Mediterráneo. El inmueble, obra del arquitecto Fernando Guerrero Strachan tuvo al propio Alfonso XIII y su esposa Victoria Eugenia como primeros huéspedes, a los que siguieron diferentes miembros de la realeza tanto española como europea.

4

En 1936, durante la guerra civil, sus instalaciones sirvieron como hospital de campaña para atender a heridos durante la contienda.

Cuando la guerra llegó a su fin, el palacio reabrió sus puertas recuperando sus antiguas funciones bajo el nombre de “Hotel Miramar”, acogiendo ilustres huéspedes de la realeza europea, del mundo de la cultura internacional y de la burguesía industrial malagueña. Estará en funcionamiento hasta 1967, año en el que cesará su actividad.

Entre los años 1987 y 2007, el edificio se convierte en la sede del Palacio de Justicia de Málaga, transformando por completo su actividad y espacios para adaptarse a sus nuevos cometidos. En el año 2012 el hotel Miramar fue la recreación elegida para ocupar la portada de la Feria de Málaga sustituyendo a la anterior portada de la Tabacalera.

En el año 2014 comenzó el proyecto para su rehabilitación después de varios años paralizado por la crisis económica de España.  Su rehabilitación siguió el modelo para recuperar los elementos originales, la estructura y el esplendor del hotel primigenio perdidos por el estado de abandono y la agresiva reconversión para ocupar la sede judicial,  aunque tuvo que superar ciertos escollos administrativos por la reconstrucción de las icónicas escaleras que se encontraban en ruina y la conservación de especies arbóreas en sus jardines.

2

En 2016, Hoteles Santos adquiere la propiedad del palacio de Miramar para devolverle su esplendor monumental como hotel. El hotel forma parte, además, de The Leading Hotels of the World  una de las mayores colecciones de hoteles de lujo en el mundo y ha cosechado otros grandes éxitos y galardones como el Spain Luxury Hotels Awards o los Premios Roca 2018 a la ‘Iniciativa Hotelera’.

CONOCE SUS HABITACIONES DE ENSUEÑO

Una de las mejores habitaciones es la formidable Suite Deluxe, un dormitorio con una superficie de 60 m² que combina el diseño más clásico y refinado con las tendencias más actuales. Esta habitación está equipada con una amplia cama de tamaño queen, aunque también es posible solicitar dos camas individuales. Cuenta con un increíble baño de mármol y un enorme salón independiente dotado de un sofá cama. Todas las habitaciones Suite Deluxe ofrecen vistas, o bien a la ciudad, o bien a los jardines del Gran Hotel Miramar.

3

Entre los magníficos servicios de este hotel, destacan su piscina semi climatizada exterior para disfrutar en invierno, un centro de convenciones para 700 personas con todos los avances audiovisuales, cinco espacios con varios tipos de cocina (entre los que destaca el Restaurante Príncipe de Asturias, comandado por el chef Diego Nicás), opciones de coctelería internacional, el Botanic Garden Spa by ®Sisley, club infantil, servicio de mayordomo y de valet, VIP Club y chill out con vistas al mar y hasta visitas guiadas a la bodega, ubicada en la antigua cárcel del Palacio de Justicia. Gran Hotel Miramar 5* es un lujo para alojarse bajo el sol del Mediterráneo, en un edificio histórico, a un paso de museos, tiendas, playa y ocio, y con los detalles más exclusivos que convierten cada estancia en una experiencia única.

www.granhotelmiramarmalaga.com

 

 

Sumario

descarga148

Please publish modules in offcanvas position.